Consejos para tu hipoteca

A la hora de adquirir tu vivienda y a la vez pedir tu hipoteca en tu banco, tienes que mirar ciertos acuerdos y condiciones que te ayudarán a llevar de una manera más liviana el pago de la misma y de esta manera poder tener una vida sin muchos sobresaltos.

Tienes que tener en cuenta que a día de hoy las cláusulas de suelo están completamente prohibidas, por lo que si tu banco te ofrece o te incluye en las condiciones de tu hipoteca este apartado, deberás de comentárselo o preferiblemente buscar otro en el cual te venga bien indicado que no tiene este tipo de clausula.

Como sabrás a la hora de tomar tu hipoteca puedes optar o por ponerla a interés fijo, o por el contrario a interés variable. Todo varía según tus ingresos económicos, ya que a la hora de pagar por medio del interés fijo, deberás pagar una cuantía mayor, siendo además un periodo mucho más corto para pagar completamente tu deuda. Por el contrario el interés variable, va cambiando según se encuentre en bolsa, esto hará que en ciertos meses del año, el precio de la vivienda baje, por lo que tendrás que pagar mucho menos, pero tienes el riesgo que el precio suba, por lo que tendrás que pagar obligatoriamente mucho más. Al tener esta característica con los precios, el tiempo de pago de la deuda suele variar también, siendo normalmente más largo que aquellos de intereses fijos.

Busca bancos que te oferten hipotecas que no tengan comisiones, antiguamente los bancos tenían comisiones que tenías que pagar con el tiempo, y que iba incluido dentro del precio total a pagar, pero a día de hoy y gracias a la gran competencia entre los diferentes bancos puedes encontrar hipotecas sin comisiones.

Finalmente busca aquellas hipotecas que no tengas que pagar más de dos o tres seguros de vivienda obligatorios, algo que en ocasiones suele encarecer mucho el precio de esta, y que quizás, no necesites, ni utilices nunca.

Opciones a tener en cuenta a la hora de escoger nuestra hipoteca

Con el desplome del precio de las viviendas a causa del la grave crisis económica que hemos sufrido y seguimos padeciendo ahora es un buen momento para comprar viviendas siempre y cuando el banco te conceda una hipoteca. Si hace unos años el poder adquirir una casa esa casi prohibitivo por los precios a las que llegaron a estar hoy por hoy no es tan caro poder adquirirlas.

hipo

Pero claro, casi nadie por no decir nadie salvo unos pocos afortunados puede permitirse pagar al contado el precio de una vivienda, por lo que tendremos que solicitar un préstamo  para poder sufragarla. Hoy en día los bancos son las grandes agencias inmobiliarias en nuestro país y podemos adquirir autenticas gangas, así que hay que estar pendientes de los inmuebles que cuentan en su haber estos bancos y seleccionar aquellos que más se adecuen a nuestros gustos y necesidades a la par que nos salgan bien de precio. Las condiciones para que nos concedan el crédito para poder sufragarlas han mejorado paulatinamente desde el comienzo de la crisis.

Siempre nos queda la opción de la compra directa con el promotor de las viviendas o la compra de las viviendas de segunda mano a particulares, hay que hacer una intensiva búsqueda de entre todas estas opciones para encontrar aquello que buscamos al mejor precio posible. Si eliges comprar tu casa a un particular o promotor, tendrás que buscar aquella hipoteca que más asumible de llevar con los ingresos que percibas. Lo ideal en una hipoteca sería que tuviera los intereses más bajos y hay que elegir entre el interés fijo y variable dependiendo de cada caso particular será mejor una u otra opción.

Para poder contrastar todas las ofertas sobre hipotecas que existen en el mercado y conocer las condiciones que  hay en ellas puedes echar manos de los portales de internet que hay sobre la búsqueda de las mejores hipotecas, es una forma fácil y sencilla para poder encontrar la mejor oferta de servicios financieros sin tener que salir de casa. Si esta forma no te convence puedes ir de banco en banco para conocer las mejores hipotecas.

Elige la hipoteca que más te convenga

Siempre que queremos comprar una casa, tenemos que tener en mente muchos factores que debemos estudiar tranquilamente y ver cada uno de los puntos fuertes y débiles para hacerles frente de una manera u otra. Los gastos de la vivienda, de la luz, el agua, amueblar, y otros tantos, por eso es conveniente además a la hora de realizar la compra, saber qué tipo de hipotecas le puede venir mejor para su estilo de vida y el por qué.

Existen actualmente muchos tipos de hipotecas que facilitan al cliente una forma de pago u otra teniendo cada una sus ventajas para cada tipo de persona. Es algo que hay que informarse y calcular cuál de ellas es la mejor para ti.

Una de las hipotecas que más pueden conocerse y utilizarse es la hipoteca de tipo fijo. Estas hipotecas dan al usuario una tranquilidad y fiabilidad que siempre va a pagar la misma cantidad durante el tiempo que este con la hipoteca. Es decir, para aquellas personas que les gusta controlar y organizar el gasto familiar es una gran ayuda, ya que aunque el Euribor baje o suba, no afectará para nada a lo que paga siendo esta estable. El principal problema de las hipotecas de tipo fijo es que el plazo para amortizar la deuda es mucho más corto, por lo general unos 15 años. Además que la amortización total o parcial suelen tener comisiones mucho más altas que otras hipotecas que a continuación le contamos.

Otra de las hipotecas que se pueden utilizar actualmente son las de tipo variable, aquí la cantidad que se paga puede tener variaciones ya que está sujeta al valor monetario en ese momento, por lo que un mes puedes pagar una cantidad mínima de su hipoteca pero otro, debido a los cambios en bolsa subir, aunque últimamente en España se están abaratando considerablemente. Otro de las ventajas la contamos que la amortización es a veces nula, o su coste es mucho menor que las de tipo fijo. Hay que saber que al variar tanto el valor de mercado, el pago de la hipoteca puede variar de los 20 años hasta incluso los 30 o 40.