Bankinter y Santander se unen para afrontar crisis hipotecaria

Bankinter y Santander se han propuesto revolucionar el mercado hipotecario. El primero pretende satisfacer una demanda que ha surgido desde que estalló la burbuja inmobiliaria: entregar la vivienda y saldar la deuda.

Mientras que el segundo se adapta a la coyuntura económica que atraviesa España y ofrece un respiro a los hipotecados en situación de desempleo hasta que la situación mejore.

Lo cierto es que las ofertas hipotecarias que están surgiendo a tenor de la crisis llegan algo tarde y tampoco plantean nada realmente nuevo. Siempre ha sido posible negociar a nivel particular con la entidad con la que se tiene contratada la hipoteca con el fin de que los pagos resulten más flexibles.

Recordemos que hace unas semanas, Bankinter lanzó la Hipoteca Sin Más. Con ella, el banco rompe con la norma que obliga a los titulares de un préstamo con garantía hipotecaria a responder con todos sus bienes y derechos por la deuda, ya que esta hipoteca está respaldada solo con la vivienda.

Hasta ahora, todas las entidades en contra de que el Gobierno aprobara la dación en pago no han parado de avisar de que la implantación de la dación en pago encarecería las hipotecas y las haría inaccesibles a los clientes, pero según HelpMyCash, portal especialista en finanzas personales, no es un producto tan caro como pareciera.