Coste real de la hipoteca

Cuando pedimos una hipoteca, nos solemos fijar en lo que pagamos todos los meses, pero dejamos de lado otros costes fijos con los que hay que contar, ya que suponen otra carga todos los años, que puede suponer que pasemos un par de meses muy malos.

Cuando hablo de otros costes fijos me refiero a los seguros de vida y de hogar que los bancos nos colocan, normalmente a precios abusivos, ya que en el mercado se pueden conseguir seguros con mejores coberturas y un menor precio.

El seguro de vida es el peor de los dos. Si somos jóvenes empezaremos pagando muy poco, pero a medida que nos hacemos mayores el precio sube mucho. Así, podemos empezar a pagar 100€ para terminar pagando 400€.

Este problema es mayor en las hipotecas que se firman a 40 años, ya que se amortiza muy poco capital, por lo cual no podemos rebajar las cantidades del seguro de vida de manera drástica, como ocurriría en una hipoteca a 10 años, por ejemplo.

El seguro de hogar también es otro coste que tenemos que tener en cuenta. No sube tanto como el seguro de vida, pero es más caro que éste, y puede llegar a ser muy caro si nuestra casa tiene un valor alto.

Además, en el caso del seguro de hogar no caben trucos como declarar un valor del continente muy bajo para pagar menos, ya que en caso de siniestro grave podríamos tener muchos problemas ya que la aseguradora nos pagaría muy poco.

De esta forma, cuando calcules lo que te va a costar la hipoteca mete los importes de los seguros de vida y de hogar, y habla con el banco para ver si te los pasan en meses distintos para no tener problemas de pago, ya que la suma de la hipoteca y de ambos seguros puede ser demasiado elevada para poder pagarla.

Comments are closed.