Dación en pago

Desde hace unos meses no dejamos de oír el término dación en pago, por lo que en este artículo voy a explicarte lo que es y por qué las personas que no pueden pagar hipoteca no paran de pedir que se aplique.

Cuando firmamos una hipoteca con el banco todo es muy bonito, pero a los directores se les suele olvidar explicarnos que cuando estampamos nuestra firma, nos estamos comprometiendo a responder frente a la entidad con todos nuestros bienes, tanto presentes como futuros, es decir, durante toda nuestra vida.

Cuando dejamos de pagar la hipoteca, se inicia un largo proceso que termina cuando nos embargan la casa y normalmente el banco se la adjudica en subasta por un 60% de su valor de tasación. Lo normal es pedir un 80% de la tasación o incluso el 100% en algunos casos.

De esta manera, nos quedamos con al menos un 20% del valor de tasación de deuda, ya que lo hemos pagado casi no es nada debido a los intereses de la hipoteca y a los intereses de demora más los costes judiciales, que el banco nos repercute.

Así, si te embargan la casa te ves en la calle y sin posibilidad de llevar una vida normal, ya que el banco estará tras de ti durante toda la vida para recuperar el dinero que aún le debes. No puedes tener un coche a tu nombre, ni una cuenta bancaria, ni siquiera una tarjeta de crédito.

Esto sólo ocurre en España, por lo cual la sociedad pide la dación en pago, es decir, que la entrega de la casa salde la deuda con el banco, y la persona a la que han quitado su casa pueda volver a empezar de cero. De momento esta dación en pago no se ha aprobado, ni creo que lo haga, aunque algunas personas han llegado a un acuerdo con su banco para aplicarla.