El diferencial

Cuando vayamos a pedir una hipoteca una de las cosas más importantes es luchar con uñas y dientes para conseguir un buen diferencial, ya que es lo que distingue a una buena operación de una operación pésima para nuestro bolsillo.




El diferencial es lo que pagamos de más sobre el Euribor, y ahora mismo un buen diferencial estaría al 1,5%. Hace unos años se podía conseguir un diferencial de un 0,5%, pero ahora mismo es prácticamente imposible, a no ser que seamos unos clientes magníficos.

Para conseguir un buen diferencial hay que patearse las sucursales de los distintos bancos, y olvidarse del banco de toda la vida, por muy simpático que sea al director y aunque lo conozcamos de toda la vida. Pensar que el banco está para ganar dinero y que nunca te va a ayudar. Si lo hace es para sacarte más dinero.

No hay que olvidar mirar en todas las webs de los bancos online, que generalmente son los que nos ofrecerán un buen diferencial, casi siempre por debajo de los bancos tradicionales.

No es la mejor época para conseguir un buen diferencial al firmar la hipoteca, pero tenemos que luchar con los bancos para lograr el más bajo posible, incluso llevando ofertas de un banco a otro para ver si nos la pueden mejorar.

Comments are closed.