Hipoteca desahogo Caja Laboral

Bajo la palabra desahogo, una situación que tantas miles de familias hoy desean y buscan, se vende una hipoteca de Caja Laboral que busca fundamentalmente ser la opción (dentro de sus hipotecas) que ofrece más flexibilidad y adaptabilidad a las condiciones de cualquier familia o persona.

¿Es este nombre un mero reclamo publicitario o realmente cumple con los parámetros que dice tener? En este artículo analizamos algunos de sus puntos.

La principal característica, y uno de los puntos más fuertes de esta hipoteca es la posibilidad de que si las situación económica del hipotecado es positiva, podemos subir la cuota y amortizar más capital, en cambio, si surge algún tipo de inconveniente, puedes bajar la cuota y dar prioridad a otros gastos, con ello conseguimos una importante flexibilidad.

El plazo máximo de pago es de 40 años, con lo cual a la anterior condición beneficiosa se le une un plazo muy prolongado, teniendo en cuenta las diferentes opciones que ofrece el mercado es uno de los plazos más extensos.

Otro de los puntos más positivos es la posibilidad de elegir el día de pago, en esta hipoteca, tu decides que día es el mejor para realizar el pago (dentro del mismo mes).

Si tienes problemas económicos, podremos solicitar una carencia de capital inicial o intermedia, la inicial es de un año y tendremos dos nuevas carencias de hasta seis meses siempre que entre ellas medie al menos un año.