Hipoteca Tranquilidad de iberCaja

ibercaja

La hipoteca Tranquilidad de iberCaja es un préstamo hipotecario destinado a financiar la compra de una vivienda. Su principal característica radica en que los intereses se liquidan a lo largo del tiempo del mismo, divididos en varios tramos posibles a un interés fijo, en función del grado de vinculación comercial alcanzado entre el cliente según los Requisitos de Bonificación. El importe máximo que se puede solicitar en esta hipoteca se determinará como un porcentaje en relación con el valor de tasación y con la finalidad del préstamo. En el caso de solicitarlo para la compra de una vivienda, el importe máximo disponible por el cliente será del 80 por ciento, si el valor de compraventa es inferior al valor de tasación, se tomará dicho valor de compraventa para determinar el porcentajes a financiar. La amortización del capital y pago de intereses se hará mediante cuotas constantes, con la posibilidad de establecer hasta dos años de periodos de carencia de amortización de capital durante los cuales solo se pagarán intereses. Como esta hipoteca no esta referenciada a índice alguno del mercado interbancario no se verá afectada por las posibles fluctuaciones en sus valores. Este préstamo es un préstamo hipotecario bonificado, esto significa que los intereses se liquidarán a lo largo del periodo de dicho préstamo como hemos comentado antes. Este hecho hace que el cliente que solicite este préstamo. cuente con una serie de ventajas como, la tranquilidad de que no suban los intereses de su préstamos, el cual solo depende del grado de cumplimiento de los requisitos de bonificación. Además el periodo fijo inicial será en unas condiciones muy favorables durante el primer años del préstamo, aplicándose el tipo de interés más ventajoso posible. El grado de bonificación del tipo de interés de esta hipoteca dependerá de la tendencia y o contratación de la nómina o pensión domiciliada por un importe mínimo de 600 euros y la contratación de seguros de riesgo con iberCaja.

Situaciones que no ayudan a pedir una hipoteca

hipo

Con la llegada de la crisis los bancos recrudecieron los requisitos que pedían a todas aquellas personas que querían solicitar un préstamo hipotecario. Esos requisitos aún están vigentes pese a que el mercado inmobiliario ha sufrido un incremento al alza estos últimos años. Si estás en las siguientes situaciones ve olvidándote de pedir un préstamo al banco para comprar una vivienda, seguramente te lo negarán.

Si tu situación es la de extranjero sin arraigo familiar, antes comprar una casa en España era muy fácil para el colectivo extranjero recién llegado, bastaba con tener un poco más de un año de vida laboral comprobada, una operación nada segura para los bancos ya que el hipotecado no ofrece garantías de pagar el préstamo ya que puede decidir cambiar su lugar de trabajo o marcharse a su país de origen. Para solicitar hoy en día un préstamo deberá de llevar muchos años de vida laboral en nuestro país.

Si quieres reunificar deudas o comprar con endeudamiento no tendrás muchas posibilidades de conseguirlo, antes de la crisis era normal a la hora de comprar una casa incluir el préstamo del coche o la deuda de la tarjeta de crédito, con la nueva política de concesión de prestamos hipotecarios por parte de los bancos, si se tienen deudas previas antes de pedir el préstamo es muy seguro que no nos lo den. Si ya es difícil de por si llegar a contratar una hipoteca sin tener ahorros previos más aún lo será cuando se tienen deudas o prestamos personales anteriores. Las reunificaciones de deudas con base hipotecaria, son una operación por la cual una entidad de crédito concede un nuevo préstamo hipotecario el cual engloba la hipoteca original más todas las deudas personales y los gastos de reunificación, están fuera de toda duda excluidas a la hora de solicitar un préstamo hipotecario, las entidades de crédito ya no se fían de poder cobrar la deuda total.

El Euríbor encarecerá las hipotecas en 450 euros anuales

El Euríbor, el indicador al que están referenciadas la mayoría de hipotecas en España, cerrará octubre en su nivel más alto en tres meses, previsiblemente en el 2,12%, lo que encarecerá las hipotecas a las que le toque revisión en 450 euros anuales.

En concreto, una hipoteca media de 120.000 euros a un plazo de 25 años y un diferencial de Euríbor más 1% se encarecerá en 38 euros mensuales.

Ahora, las expectativas en torno al cambio en la dirección del banco central del Viejo Continente, con el inicio del mandato de Mario Draghi a partir del próximo 1 de noviembre, apuntan a una rebaja de tipos, lo que serviría para aligerar la carga que tienen que soportar las familias por sus hipotecas. Pero habrá que esperar hasta diciembre, según los expertos.

La ‘guerra inmobiliaria’ de los bancos fulmina al resto de la oferta de hipotecas

El mercado inmobiliario español está cambiando. Y no sólo por la caída en el precio de la vivienda, sobre todo por los nuevos agentes que han entrado en escena. Los bancos se han convertido en las principales inmobiliarias del país. La consecuencia es que apenas hay hipotecas para viviendas que no se encuentre en la cartera de los bancos.

Según el portal especializado en hipotecas y finanzas personales HelpMyCash.com, cuando una persona o pareja ya ha llegado a un acuerdo con una inmobiliaria o particular sobre el precio del piso y van a un banco a por la hipoteca, el banco o bien les ofrece una muy cara de, por ejemplo, Euribor + 2,5% o bien les deniega el préstamo, directamente.

Eso sí, hará lo posible porque el cliente se interese por una de sus viviendas que, curiosamente, se ofrecen con grandes facilidades de financiación.