Como solicitar la Hipoteca Naranja Mixta de ING DIRECT

ingdirect

La mejor hipoteca que puedes solicitar hoy en día en la Hipoteca Naranja Mixta de ING DIRECT. La cuota que deberás pagar durante los primeros años, será una cuota fija al 1’99 por ciento de interés. Si decides solicitar este tipo de hipoteca, podrás saber cuanto dinero puedes solicitar y en cuanto tiempo podrás devolverlo gracias al simulador que ING DIRECT pone a tu servicio a través de su página web. Aunque si lo prefieres, puedes visitar tu oficina de ING DIRECT más cercana.

Si ya eres cliente de ING DIRECT, podrás validar tu solicitud de la Hipoteca Naranja Mixta a través de su web, utilizando una clave. Si en tu caso, uno de los titulares de la hipoteca no es cliente de ING DIRECT, tendrás que enviar ,además junto a tu documentación, un formulario de solicitud. Para poder realizar el pago de las cuotas mensuales de tu hipoteca, tendrás que abrir una cuenta nómina o una cuenta sin nomina, ambas opciones son totalmente gratuitas. ING DIRECT, te solicitará la documentación mínima, la cual podrás hacer llegar hasta ING DIRECT de forma gratuita a través de un mensajero o digitalizar tus documentos y subirlos a su web, o más sencillo, entregarlos directamente en la oficina más cercana que encuentres.

Una vez aprobada tu solicitud de Hipoteca Naranja Mixta, una gestoría te avisará de la fecha de firma de las escrituras de la casa que deseas comprar. Ante un notario, el cual coordinará el resto de la operación, el importe, la forma de pago, la provisión de fondos para los gastos, ademas de la documentación a aportar el mismo día de la firma de la escritura. El día de la firma, deberás de acudir con todos los titulares de la hipoteca solicitada, llevar los originales de todos los documentos que has facilitado anteriormente. Una vez que la escritura haya sido firmada, ING DIRECT te hará la llegar hasta tu domicilio en un plazo máximo de 6 meses la escritura.

Seguros para hipotecas que sirven para viajar

hipo

Si eres de los que ya tienen una hipoteca o estás a punto de meterte en una, tenemos buenas noticias para ti. El Gobierno de España va a instaurar una nueva norma con el fin de proteger a los clientes que tengan o que vayan a contratar una hipoteca.



Uno de los mayores logros en esta nueva norma, es la de limitar la comisión de amortización anticipada. En los últimos tiempos, la banca había empezado a incluir en sus hipotecas una clausula llamada comisión de amortización anticipa, un coste discrecional que iba directo al bolsillo de los hipotecados. Además era ya habitual que incluyeran la compensación por riesgo de tipo de interés ,suponiendo en algunos casos, el cinco por ciento del capital que se tenía que pagar de forma anticipada. La limitación de estas comisiones tienen carácter retroactivo.

Desde ahora, los bancos no podrán vincular a sus hipotecas la contratación de otro de sus productos, como son los seguros del hogar, de vida, etc, ya que esta practica habitual en España, suponen un claro beneficio para las entidades bancarias.

Así que si eres uno de los afortunados que se van a beneficiar de esta nueva norma, que mejor manera de disfrutar del dinero que te vas a ahorrar que la de viajar. Si tienes pensado tomarte unas buenas vacaciones lo mejor que puedes hacer es contratar un seguro de viajes, y la mejor compañía para hacerlo es la de Colombus Direct. Esta compañía fundada en 1988 se dedica a la venta directa de seguros de viaje a nivel internacional y con la comodidad de poder contratarla a través de internet, Las pólizas que encontrarás en Columbus Direct, están aprobadas por uno de los mayores proveedores de seguros de viajes internacionales CSP. Gracias a su contratación online, los clientes eliminan del precio de sus pólizas los gastos intermediarios en el proceso de contratación, consiguiendo así unas pólizas con una gran cobertura a un precio asequible y competitivo.

Hipotecas en el 2.016

hipo

Todos sabemos que los bancos ya no dan tan a la ligera las hipotecas como durante la burbuja inmobiliaria y si después del pinchazo de ésta ya era raro que las concedieran, peor va a ser en el año 2016 según previsiones estimadas. Las entidades de crédito parece que de cara al nuevo año han recrudecido las condiciones que exigen a sus clientes a la hora de solicitar un préstamo hipotecario. Parece ser que para poder solicitar una hipoteca, el interesado tendrá que tener una nomina fija de unos 2000 euros al mes, bien en solitario o con la suma de las nominas de ambos cónyuges, lo que deja fuera para pedir un préstamo a la mayoría de la población española.

Uno de los requisitos imprescindibles a los que se ven sometidos los españoles es a tener unos buenos ahorros como entrada para solicitar la hipoteca, debiendo de aportar como mínimo el 20% del valor de la casa más un 15% para cubrir los gastos ocasionados como son los de tasación, los impuestos y como no, el notario. Un escollo más a la hora de solicitar una hipoteca el año que viene es a causa del bajo euríbor , los bancos siguen intentando colocar hipotecas a plazo fijo o mixto a sus clientes, de esta manera obtienen mayores beneficios para sus arcas, con unas hipotecas que no son tan rentables para quienes la solicitan. Al menos las personas que tengan sus hipotecas de antes a un interés variable han visto con el pago de sus cuotas se ha ido reduciendo gracias a que el euríbor está bajo.

Las comisiones a la hora de contratar una hipoteca en el año 2016, si son de tipo variable es posible encontrarlas sin comisión de apertura durante todo este año, en el caso de las hipotecas a un interés mixto o fijo la comisión de apertura será del 1%.Así mismo las comisiones de subrogación o amortización anticipada han sufrido una bajada, algo bueno si tienes pensado solicitar una hipoteca este año.

El Banco Central Europeo seguirá manteniendo los tipos de interés bajos

tipos-de-interes-bajo

Los movimientos de la Reserva Federal de Estados Unidos más la subida de sus tipos y los problemas económicos por los que está atravesando China, influye en el Banco Central Europeo el cual tiene que equilibrar las necesidades de Europa con las fluctuaciones en el mercado que causan los problemas internacionales anteriormente mencionados.

Una de las formas de equilibrar estas necesidades que ha adoptado el Banco Central Europeo es la de mantener los tipos de interés bajo, por lo que se seguirán moviendo entre un 0,15% y un 0,18% como actualmente. Esto es una enorme ventaja para los que ya tiene un préstamo hipotecario, que ven como con la revisión a estos tipos de su hipoteca consiguen cuotas más bajas de la misma, ahorrándose un considerable gasto al mes y así poder pasarlo más holgadamente.

Si este aún no es tu caso y estás mirando posibles viviendas y prestamos para poder financiarlas, verás que ahora las entradas son mucho más bajas.

Eso si, tenéis que tener en cuenta que vuestros diferenciales ( parte fija a la que se le suma el indice de referencia que encontramos en todas las hipotecas) serán muchos mayores cuando se produzca una hipotética subida del Euribor, que subir más tarde o más temprano subirá, y al ser hipotecas nuevas tienen una deuda pendiente mucho mayor por lo que sus cuotas experimentarán una subida bastante importante y que notaran vuestros bolsillos.

Por ello a la hora de buscar una hipoteca en este momento en particular por como se encuentra el mercado, deberás de buscar la hipoteca con el diferencial más bajo que encuentres, lo que hará que tu cuota sea cómoda y fácil de pagar evitando así que si los tipos de interés suben demasiado, no sea un problema importante para el pago de las cuotas. Así que busca entre todas los préstamos hipotecarios de las distintas entidades financieras que hay aquellos que tengan el diferencial más bajo.

CONSEJOS A TENER EN CUENTA ANTES DE SOLICITAR UNA HIPOTECA

hipotecas-consejos2

El solicitar un préstamo hipotecario es una de las decisiones más importantes y difíciles que se nos presentan en nuestra vida. A continuación vamos a dar unos consejos para que a la hora de pedir un préstamo tengas las cosas claras y te resulte más fácil de llevar la dinámica que conlleva el pedir una hipoteca. Ante todo solicita información a más de una entidad bancaria, no te conformes con visitar sólo un banco para solicitar una posible hipoteca, analiza las ofertas de los diferentes bancos y quédate con la que mejor te venga. También es verdad que en el banco en el que solemos tener nuestra cuenta conoce nuestra situación financiera, por lo que nos ahorra tiempo al solicitar la hipoteca pero aún así infórmate de lo que te pueden ofrecer otras entidades. Ante todo ahorra previamente y ten una buena entrada para comprar el inmueble que desees, debes de tener en cuenta que el banco sólo nos facilita un 80 por ciento del valor total del inmueble. Una opción si aún no has encontrado la casa que quieres comprar es la de ir directamente a los bancos. Por desgracia con todos los desahucios que ha habido, los bancos tienen una gran cartera de viviendas para vender a muy buenos precios. Infórmate previamente de todo lo que puedas sobre las hipotecas antes de solicitarla, aprende todas las clausulas que te puedes encontrar en los contratos de hipotecas, así podrás negociar con la entidad aquellas que encuentres abusivas. Pacta con el banco las comisiones de subrrogación y cancelación, esto te servirá en un futuro a la hora de cambiar las condiciones de tu hipoteca o si quieres cambiar de banco. Ante todo no firmes una hipoteca si no sabes que significan las diferentes condiciones que te puedes encontrar, como lo son los productos asociados a la hipoteca, los seguros de defunción, ingresar tu nómina en el banco donde pediste tu hipoteca, etc, intenta que no se aprovechen de ti metiendo en el contrato hipotecario condiciones de más como puede ser un seguro para posibles impagos.

Hipotecas de interés variable

Cuando compramos una vivienda casi siempre optamos por contratar un contratar un crédito hipotecario ya que la gran mayoría de la población no puede hacer frente a la compra de la vivienda con dinero en efectivo, por tratarse de grandes sumas.

Al contratar este crédito tenemos la opción de hacerlo con interés fijo o variable, siendo el variable en España el más contratado. Esto se debe a que suelen salir más rentable para quien contrata la hipoteca. El interés variable se calcula cada seis meses en algunos casos y en otros cada año, según lo estipulado el contrato en nuestra hipoteca.

Para este calculo se tiene en cuenta el Euribor, que es el tipo medio de interés al que se prestan entre sí, los euros, los bancos europeos. Al Euribor, las entidades bancarias con las que se hacen las hipotecas, se le añade una pequeña cantidad  por ejemplo Euribor más 0,7, esta suele variar según la entidad bancaria y  las condiciones  en las que pactamos la hipoteca. Las condiciones óptimas para contratar una hipoteca a interés variable son que los tipos de interés sean bajos acompañados de una baja inflación, por lo que en economías que sean estables en sus mercados a medio y largo plazo, lo que suele durar en el tiempo una hipoteca, se dan más casos de hipotecas con interés variable. No siempre estas condiciones se dan en los mercados ya que estos pueden sufrir variaciones como  la subida de la  inflación conllevando este hecho a la subida en nuestras cuotas, al subir los intereses variables, por lo que es aconsejable tener en cuenta a la hora de escoger nuestra hipoteca, todas las variables que estas pueden sufrir a lo largo del tiempo.

También tenemos que tener en cuenta todas las hipotecas que nos ofrecen en el mercado y escoger la que mejor se adapte a nuestras necesidades y la que nos salga más rentable, por lo que es aconsejable estudiar con detenimiento todas las ofertas para llegar a la que más nos convenga.

Gastos a tener en cuenta al solicitar una hipoteca

A la hora de solicitar una hipoteca tenemos que tener en cuenta una serie de gastos que van unidos a la formalización de dicha hipoteca y que son ajenos a las entidades en donde solicitamos la hipoteca, esto quiere decir que somos nosotros quienes nos hacemos cargo de dichos gastos.

Se pueden dividir en dos los gastos de los que se hace cargo el comprador, nos encontramos con los gastos propios de la operación de compra venta y los gastos producidos por la obtención de la financiación ajena.

Dentro de los gastos propios de la operación de compra venta, están los gastos de comprobación de la propiedad, comprobamos que la titularidad de la vivienda y la disposición de uso de la misma sea la correspondiente a la persona que nos venda la propiedad por medio de certificados de escrituras, certificaciones registrales o catastrales. Gastos de notaría, el documento de escritura de la vivienda tiene que ser certificado a través de un notario, es un gasto importante dentro de la compra de una vivienda. Inscripción registral de la hipoteca, esta tiene que estar inscrita  en el registro de la propiedad. Impuestos de actos jurídicos documentados, este impuesto corresponde a la suma total de los capitales garantizados por el inmueble hipotecado. IVA o impuesto de Transmisiones Patrimoniales, si es nuestra compra el iva va a cargo del comprador y la cuantía de este estará determinada por el tipo de inmueble de la compra, si el inmueble ha pertenecido anteriormente a otro propietario tendremos que hacer frente al impuesto de transmisiones patrimoniales.

Gastos de inscripción del inmueble, esta gasto proviene de la inscripción de la vivienda en el registro de la propiedad. Compra con hipoteca, engloba los gastos financieros de tasación de la finca y la comisión de apertura de la hipoteca. Escritura de hipoteca, al comprar una vivienda hay que realizar dos escrituras distintas, la escritura de de compraventa y la escritura de hipoteca donde queda reflejado la compra por nuestra parte con la entidad financiera.

Consejos para tu hipoteca

A la hora de adquirir tu vivienda y a la vez pedir tu hipoteca en tu banco, tienes que mirar ciertos acuerdos y condiciones que te ayudarán a llevar de una manera más liviana el pago de la misma y de esta manera poder tener una vida sin muchos sobresaltos.

Tienes que tener en cuenta que a día de hoy las cláusulas de suelo están completamente prohibidas, por lo que si tu banco te ofrece o te incluye en las condiciones de tu hipoteca este apartado, deberás de comentárselo o preferiblemente buscar otro en el cual te venga bien indicado que no tiene este tipo de clausula.

Como sabrás a la hora de tomar tu hipoteca puedes optar o por ponerla a interés fijo, o por el contrario a interés variable. Todo varía según tus ingresos económicos, ya que a la hora de pagar por medio del interés fijo, deberás pagar una cuantía mayor, siendo además un periodo mucho más corto para pagar completamente tu deuda. Por el contrario el interés variable, va cambiando según se encuentre en bolsa, esto hará que en ciertos meses del año, el precio de la vivienda baje, por lo que tendrás que pagar mucho menos, pero tienes el riesgo que el precio suba, por lo que tendrás que pagar obligatoriamente mucho más. Al tener esta característica con los precios, el tiempo de pago de la deuda suele variar también, siendo normalmente más largo que aquellos de intereses fijos.

Busca bancos que te oferten hipotecas que no tengan comisiones, antiguamente los bancos tenían comisiones que tenías que pagar con el tiempo, y que iba incluido dentro del precio total a pagar, pero a día de hoy y gracias a la gran competencia entre los diferentes bancos puedes encontrar hipotecas sin comisiones.

Finalmente busca aquellas hipotecas que no tengas que pagar más de dos o tres seguros de vivienda obligatorios, algo que en ocasiones suele encarecer mucho el precio de esta, y que quizás, no necesites, ni utilices nunca.

Elige la hipoteca que más te convenga

Siempre que queremos comprar una casa, tenemos que tener en mente muchos factores que debemos estudiar tranquilamente y ver cada uno de los puntos fuertes y débiles para hacerles frente de una manera u otra. Los gastos de la vivienda, de la luz, el agua, amueblar, y otros tantos, por eso es conveniente además a la hora de realizar la compra, saber qué tipo de hipotecas le puede venir mejor para su estilo de vida y el por qué.

Existen actualmente muchos tipos de hipotecas que facilitan al cliente una forma de pago u otra teniendo cada una sus ventajas para cada tipo de persona. Es algo que hay que informarse y calcular cuál de ellas es la mejor para ti.

Una de las hipotecas que más pueden conocerse y utilizarse es la hipoteca de tipo fijo. Estas hipotecas dan al usuario una tranquilidad y fiabilidad que siempre va a pagar la misma cantidad durante el tiempo que este con la hipoteca. Es decir, para aquellas personas que les gusta controlar y organizar el gasto familiar es una gran ayuda, ya que aunque el Euribor baje o suba, no afectará para nada a lo que paga siendo esta estable. El principal problema de las hipotecas de tipo fijo es que el plazo para amortizar la deuda es mucho más corto, por lo general unos 15 años. Además que la amortización total o parcial suelen tener comisiones mucho más altas que otras hipotecas que a continuación le contamos.

Otra de las hipotecas que se pueden utilizar actualmente son las de tipo variable, aquí la cantidad que se paga puede tener variaciones ya que está sujeta al valor monetario en ese momento, por lo que un mes puedes pagar una cantidad mínima de su hipoteca pero otro, debido a los cambios en bolsa subir, aunque últimamente en España se están abaratando considerablemente. Otro de las ventajas la contamos que la amortización es a veces nula, o su coste es mucho menor que las de tipo fijo. Hay que saber que al variar tanto el valor de mercado, el pago de la hipoteca puede variar de los 20 años hasta incluso los 30 o 40.

¿Qué es la subrogación?

La subrogación es el cambio de hipoteca de un banco a otro, algo que ha sido frecuente hace unos años, y que ahora lo es menos debido a que las condiciones de las nuevas hipotecas con pésimas si las comparamos con las de hace unos años.

La subrogación se hace porque otro banco nos ofrece unas mejores condiciones en cuanto al interés, que al fin y al cabo lo que hace atractiva una hipoteca. De esta forma, si estamos pagando un Euribor+4% y otro banco nos ofrece un Euribor+3% nos pueden interesar la subrogación.

En los tiempos de la burbuja las subrogaciones estaban a la orden del día, ya que los bancos llegaron a hacer ofertas de Euribor+0,25%, con lo cual muchas personas se cambiaron para pagar menos.

Dicho así parece que es algo que se pueda hacer a menudo, pero la realidad es que sólo se hace una vez a lo largo del préstamo hipotecario, ya que cambiar la hipoteca no es como cambiar el ADSL, ya que tiene unos gastos.

Para subrogar la hipoteca hay que pagar al notario, al registro y a la gestoría. Por si es poco dinero, además también hay que pagar la comisión de subrogación del banco en el que estamos, por lo que el cambio puede suponernos más de 1.000€ si nuestra hipoteca está en la media, es decir, en unos 150.000€.

¿Qué se puede cambiar con la subrogación? En la subrogación sólo se puede cambiar el tipo de interés y el plazo de amortización, por lo que también es una solución si queremos ampliar el plazo y nuestro banco se niega.

No es un proceso sencillo, ya que requiere de mucho papeleo y de tiempo, y además sólo interesa si estamos en los primeros años de la hipoteca, ya que si no los gastos pueden hacer que cambio de hipoteca nos cueste dinero.