Qué son las hipotecas con carencia

La carencia en una hipoteca es un periodo en el que sólamente se pagan los intereses de la hipoteca, no se amortiza capital. La finalidad es pagar menos cuota durante los primeros años de la vida del préstamo ya que es la época más difícil y de más gasto.

Los bancos tienen ofertas de hipotecas pensadas para pagar menos al principio. Estas son las denominadas “hipotecas con carencia”.

Lo que debes saber es que los intereses que pagas durante el periodo de carencia no se descuentan de los intereses totales que pagarías si comenzaras a amortizar capital desde el principio.

Es decir, pagarás intereses al principio calculados sobre el capital pendiente que es siempre 100% mientras dure la carencia. Cuando se acabe la carencia, pagarás los intereses que te hubiera tocado pagar si hubieses comenzado a amortizar el préstamo desde el inicio. El resumen es que acabas pagando más intereses que en una hipoteca normal.

Ventajas y desventajas

La cuota es menor durante los primeros años de la hipoteca (los más difíciles).
Al finalizar la hipoteca, pagas más intereses que en una hipoteca sin carencia.

ING rebaja la rentabilidad de su Cuenta Vivienda Naranja

ING Direct va ajustándose cada vez más a las restricciones de la ley Salgado. Esta vez le ha tocado a la cuenta de ahorro para la vivienda.

Se trata de la Cuenta Vivienda Naranja, una cuenta de ahorro que ha disminuido la rentabilidad ofrecida durante el primer plazo en 0,05 puntos.

Las remuneraciones son las siguientes:

3,25% TAE los primeros 4 meses
1,50% TAE a partir del quinto mes

Destacar que la cuenta de ahorro liquida los intereses mensualmente y no tiene comisión de administración ni mantenimiento.