Cláusula tipo Cero

clausuras

Si estás pensando en comprar una vivienda y necesitas solicitar una hipoteca para ello, a la hora de firmas tu nueva hipoteca ten cuidado con la clausula tipo cero que algunos bancos y entidades bancarias están adhiriendo a sus hipotecas. Esta nueva clausula es debida a la intensa caída que ha ido sufriendo el euríbor durante estos últimos doce meses, hasta situarse por debajo de cero, lo que supone un riegos para los bancos ya que los tipos efectivos que se aplican dentro de sus hipotecas puedan llegar a ser negativos, lo que les supondrías enormes perdidas. Este caso se daría por primera vez en la historia de nuestro país.

Con esta nueva clausura los bancos se blindan para que el interés más bajo posible sumando euríbor y diferencial no puedan ser inferior al 0% aunque el euríbor alcance el tramo negativo. De está manera, las entidades bancarias no sólo se cubre ante un interés negativo sino que invalida para el calculo un euríbor por debajo del 0%, ya que según los bancos parece contrario que en un préstamo o crédito, sea la entidad bancaria la que tenga que retribuir a un cliente por prestarle dinero. Para que esto fuera así, la suma del euríbor más el diferencial que añade la banca tendría que arrojar un resultado negativo.

Ante las quejas de los clientes, José María Roldán advirtió de que la nueva inclusión de la clausura tipo cero por parte de los bancos habría que solucionarlo jurídicamente ya que no esta claro que en un contrato de préstamo cabe o no pagar por prestar ya que pagar por pedir prestado y cobrar por traer recursos es una contradicción que no sería sostenible. También se ha expresado sobre este aspecto la OCU, Organización de Consumidores y Usuarios, estimando que de la misma forma que la banca aplica automáticamente las subidas de tipos también deberían de aplicarla en las bajadas. Así que si estás a punto de firmar una hipoteca o estás buscando una, asegúrate que el banco con la que la contratas no introduzca esta clausula en tu hipoteca.

Qué son las hipotecas con carencia

La carencia en una hipoteca es un periodo en el que sólamente se pagan los intereses de la hipoteca, no se amortiza capital. La finalidad es pagar menos cuota durante los primeros años de la vida del préstamo ya que es la época más difícil y de más gasto.

Los bancos tienen ofertas de hipotecas pensadas para pagar menos al principio. Estas son las denominadas “hipotecas con carencia”.

Lo que debes saber es que los intereses que pagas durante el periodo de carencia no se descuentan de los intereses totales que pagarías si comenzaras a amortizar capital desde el principio.

Es decir, pagarás intereses al principio calculados sobre el capital pendiente que es siempre 100% mientras dure la carencia. Cuando se acabe la carencia, pagarás los intereses que te hubiera tocado pagar si hubieses comenzado a amortizar el préstamo desde el inicio. El resumen es que acabas pagando más intereses que en una hipoteca normal.

Ventajas y desventajas

La cuota es menor durante los primeros años de la hipoteca (los más difíciles).
Al finalizar la hipoteca, pagas más intereses que en una hipoteca sin carencia.