Hipotecas La Caixa

La Caixa, también conocida como CaixaBank, ofrece buenas soluciones hipotecarias a la medida de todas las edades y necesidades, adaptadas a cada cliente.

A continuación analizamos las distintas opciones que da La Caixa para comprar casa:

· Hipoteca abierta:

Es la opción más flexible, te permite financiar la compra o rehabilitación de tu casa y además el consumo de otras necesidades. Con la hipoteca abierta puedes hacer amortizaciones anticipadas para reducir plazos o rebajar cuotas, también puedes adaptar la cuantía del pago mensual a tu situación en cada momento, y disponer de una parte del capital amortizado. Con esta modalidad, puedes disfrutar de una carencia de hasta 24 meses, que pueden distribuirse durante toda la vida del préstamo. El plazo máximo de financiación es de 30 años. El interés, muy versátil: puede ser fijo o variable, mixto, combinado o flexible, pudiendo elegir además que la revisión sea trimestral, semestral o anual.

· Préstamo hipotecario:

Es la hipoteca por excelencia, para todas las edades. Con el préstamo hipotecario de la Caixa, podrás financiar la compra o rehabilitación de tu vivienda obteniendo el importe total al inicio, y disponiendo de un periodo de cuota reducida. Al igual que la hipoteca abierta, ofrece una carencia de hasta 24 meses, para disfrutar a lo largo de la vida del préstamo, y un plazo máximo de financiación de 30 años. Esta opción también es flexible, ya que permite disponer del capital amortizado y cuotas adaptables. El interés puede ser fijo o variable pudiendo elegir también entre revisión de la cuota cada tres meses, cada seis meses, o cada año.

· Hipoteca joven:

Es la mejor opción para jóvenes, con condiciones favorables para menores de 35 años que compren vivienda por primera vez. Con la hipoteca joven, puedes elegir entre cualquiera de las dos modalidades anteriores, manteniendo la característica de flexibilidad y además una carencia de hasta 36 meses, en un plazo máximo de financiación de hasta 35 años. El interés a escoger, mixto, variable, o con índice a elegir cada cinco años.