La ley hipotecaria favorece los embargos

Un eslabón más está aquí para complicarnos la vida a todos los que pagamos hipotecas: la reforma de la ley hipotecaria que aún no tiene ni medio año, y es un gran dolor de cabeza. En lo particular por la cláusula que demanda la inserción en el asiento registral de todas las condiciones de una hipoteca.





Anterior mente solamente se asentaban las condiciones inherentes a la hipoteca, o mejor conocidas como cláusulas de trascendencia real. Ahora hay que especificar todo el contexto, incluido en  las cláusulas personales, es decir: aquellas que tratan el banco y el deudor para pagar la Hipoteca.

¿En dónde está el agravante? En que si para la autorización de una hipoteca es forzosa da la contratación de un seguro  de vida, la trampa de este seguro es que podría ser causal de embargo, aunque todos los pagos de las comisiones estén en orden.

Ante nueva ley hipotecaria, lo recomendable es pedir la asesoría legal de registradores que avisen sobre cláusula abusivas y las reporten ante un juez, para evitar realizaciones de hipoteca sorpresa en el futuro, debido a condiciones de contrato pequeños que oculten una intención confiscatoria.

Comments are closed.