Los avalistas

La figura del avalista es clave a la hora de firmar una hipoteca. Los bancos ya no se conforman con la nómina como hacían antes, de manera que exigen avalistas para conceder las hipotecas.

¿Qué es un avalista? Pues para que lo entendáis rápidamente es una persona (pueden ser varias) que responden con su patrimonio si el titular de la hipoteca no hace frente a los pagos. Cuando decimos que responden con su patrimonio, nos referimos a que responden con su patrimonio actual y con el futuro.


Si leemos los periódicos o vemos la televisión veremos casos en los que estos avalistas pierden su patrimonio. Es el típico caso del padre que en plena burbuja inmobiliaria avaló a su hijo para que se comprase un piso. Ahora, con la crisis, el hijo se queda sin trabajo, no hace frente a las cuotas y se queda sin piso. Como la venta del piso no cubre el valor de la hipoteca, el banco va a por el piso del padre, que se queda en la calle.

Es por ello que desde este blog os recomendamos que no avaléis a nadie que no sea familiar directo, y aún así estudiéis muy bien la operación, ya que la buena voluntad os puede llevar a la ruina económica.

Comments are closed.