¿Qué es un préstamo hipotecario?

El préstamo hipotecario facilita el acceso a la vivienda que deseamos comprar. En este tipo de prestamos aparte de la garantía personal, el inmueble que queremos comprar queda afectado como garantía de pago del prestamos, esto hace que los tipos de interés sean más baratos que en otras modalidades de préstamos con menor garantía. El plazo de devolución del préstamo es más largo por lo que hay una mayor facilidad a la hora de pagarlo. Para escoger el tipo de préstamo hipotecario que más nos convenga hay que tener claro una serie de puntos. El importe del préstamo, para conocer el valor real del importe hay que tener en cuenta dos aspectos, el valor de tasación de la vivienda, hay que tasar la vivienda para saber si el precio que nos piden se ajusta a la realidad del mercado inmobiliario. Los ingresos, la cuota de la hipoteca no deberá de exceder al 30% de los ingresos del solicitante del préstamo. Plazo de amortización, es el tiempo que se establece en el préstamo para su devolución, estos plazos suelen ser dilatados, nos encontramos desde 5 años a más de 20 años, siendo la prioridad ajustar bien el importe del préstamo como el plazo para poder pagarlo con comodidad. Hay que buscar un equilibrio ya que si el préstamo se dilata mucho en el tiempo mayor serán los intereses que habrá que pagar. Tipo de interés, uno de los aspectos más importantes de un préstamo hipotecario, determina la cantidad que habrá que pagar a lo largo delos años, teniendo que decidir entre interés fijo, interés variable e interés mixto. En el interés fijo nos encontramos con un tipo de interés que permanece constante durante la duración del préstamo, aunque suban o bajen los tipos de interés en el mercado, el cliente siempre pagará lo mismo, el periodo de amortización máximo es de 15 años. Interés variable, periódicamente se actualizan los tipo se interés del mercado por lo que no quedan desfasados. El plazo de amortización de este préstamo es mayor, pudiendo ser de entre 20 a 30 años. Interés mixto, combina un periodo en el que el interés permanece fijo y otro variable que se ajusta al mercado.

Requisitos que nos tienen en cuenta a la hora de solicitar una hipoteca

Si somos novatos a la hora de solicitar un préstamo para la adquisición de un inmueble o vivienda es normal que se tengan dudas. Hay que saber que el préstamo hipotecario es un producto por el cual, la entidad bancaria en donde lo solicitamos, nos permite disponer de la cantidad de dinero que necesitamos para comprar una vivienda o inmueble o para la rehabilitación de ambos.

El aval que pone el titular o titulares del préstamos para solicitarlo, es el inmueble o vivienda, que en caso de impago del préstamo pasaría a ser propiedad de dicha entidad financiera. Los bancos a la hora de conceder los préstamos hipotecarios nos exigen una serie de requisitos para poder acceder a ellos siendo la cuantía del préstamo inferior o igual al 80 por ciento del valor de tasación de la vivienda o inmueble y considerando que la cuota que se ha de pagar por dicho préstamo no supere el 35 por ciento de los ingresos netos mensuales de los solicitantes del préstamo.

No solamente tendrán estos requisitos en cuenta a la hora de conceder los préstamos hipotecarios, sino que a la vez harán un estudio de viabilidad  para poder determinar la capacidad de pago de los solicitantes. Nos pedirán una serie de documentos que deberemos de presentar a la entidad bancaria. Entre estos documentos se encuentran la última declaración de la renta, copia del contrato de trabajo, por supuesto, un informe de tasación de la vivienda más la comprobación registral de la vivienda o inmueble llamada nota simple. En caso de autónomos la última declaración del IVA y si trabaja por cuenta ajena las dos últimas nóminas.

El DNI o cualquier documento de identificación equivalente nos serán solicitado. Tendrán en cuenta si tenemos otros préstamos en otras entidades bancarias como también la relación del patrimonio que poseamos en el momento en el que solicitemos el préstamo. Para saber si tenemos algún impago pendiente accederán a la base de datos de RAI, en donde aparecen los deudores.

 

Hipotecas de interés variable

Cuando compramos una vivienda casi siempre optamos por contratar un contratar un crédito hipotecario ya que la gran mayoría de la población no puede hacer frente a la compra de la vivienda con dinero en efectivo, por tratarse de grandes sumas.

Al contratar este crédito tenemos la opción de hacerlo con interés fijo o variable, siendo el variable en España el más contratado. Esto se debe a que suelen salir más rentable para quien contrata la hipoteca. El interés variable se calcula cada seis meses en algunos casos y en otros cada año, según lo estipulado el contrato en nuestra hipoteca.

Para este calculo se tiene en cuenta el Euribor, que es el tipo medio de interés al que se prestan entre sí, los euros, los bancos europeos. Al Euribor, las entidades bancarias con las que se hacen las hipotecas, se le añade una pequeña cantidad  por ejemplo Euribor más 0,7, esta suele variar según la entidad bancaria y  las condiciones  en las que pactamos la hipoteca. Las condiciones óptimas para contratar una hipoteca a interés variable son que los tipos de interés sean bajos acompañados de una baja inflación, por lo que en economías que sean estables en sus mercados a medio y largo plazo, lo que suele durar en el tiempo una hipoteca, se dan más casos de hipotecas con interés variable. No siempre estas condiciones se dan en los mercados ya que estos pueden sufrir variaciones como  la subida de la  inflación conllevando este hecho a la subida en nuestras cuotas, al subir los intereses variables, por lo que es aconsejable tener en cuenta a la hora de escoger nuestra hipoteca, todas las variables que estas pueden sufrir a lo largo del tiempo.

También tenemos que tener en cuenta todas las hipotecas que nos ofrecen en el mercado y escoger la que mejor se adapte a nuestras necesidades y la que nos salga más rentable, por lo que es aconsejable estudiar con detenimiento todas las ofertas para llegar a la que más nos convenga.

Cotizaciones directas e indirectas en Forex

http://www.dreamstime.com/-image12439334

A la hora de ganar dinero debes de saber que existen muchas maneras distintas con las que podrás ganar dinero sin ningún problema, pero eso no es todo, a parte de ganar dinero, también aprenderás a hacer algo nuevo y esto siempre es algo muy importante, el saber no ocupa lugar.
Por eso mismo, hoy te quiero hablarte un poco de las monedas o también divisas y como ganar dinero con ellas.
La mejor manera para que empieces a ganar dinero con las monedas y la venta de ellas es mediante el mercado de Forex, aquí encontrarás una guía con la que podrás aprender a ganar dinero desde ya. No pierdas ni un segundo mas ya que para poder verla debes de entrar aquí, http://forex1a.com/blog/cotizaciones-en-forex-directas-e-indirectas/.
Por ejemplo, una de las monedas que más se usan por internet a la hora de comprar cosas son los USD, como ya sabrás los dólares tienen menos valor que el euro ya que un USD es 0 ,7633 euros.
Aquí lo que te explicarán también es los dos tipos de valores de cotización que existe, estos son el valor de la cotización directa y el valor de la cotización indirecta.
A parte del Dólar y el euro, otras de las monedad que tienen cotización directa entre ellas son los USD/GBP y USD/JPY.
También te dirán cuáles son las monedas pares que tienen cotización indirecta como por ejemplo el EUR/USD, JPY/USD y GBP/USD.
Así que si quieres empezar a aprender a ganar dinero de esta manera tan interesante, no te puedes perder la guía de mercado de Forex.
Pero eso no es todo, y es que aunque luego no te dediques al mercado de Forex, siempre puedes dedicarte a aprender esto ya que es algo muy interesante y que no conoce mucha gente así que te fascinará.
No te pierdas esta guía, gracias a ella sabrás mas cosas que nunca antes.

Gastos a tener en cuenta al solicitar una hipoteca

A la hora de solicitar una hipoteca tenemos que tener en cuenta una serie de gastos que van unidos a la formalización de dicha hipoteca y que son ajenos a las entidades en donde solicitamos la hipoteca, esto quiere decir que somos nosotros quienes nos hacemos cargo de dichos gastos.

Se pueden dividir en dos los gastos de los que se hace cargo el comprador, nos encontramos con los gastos propios de la operación de compra venta y los gastos producidos por la obtención de la financiación ajena.

Dentro de los gastos propios de la operación de compra venta, están los gastos de comprobación de la propiedad, comprobamos que la titularidad de la vivienda y la disposición de uso de la misma sea la correspondiente a la persona que nos venda la propiedad por medio de certificados de escrituras, certificaciones registrales o catastrales. Gastos de notaría, el documento de escritura de la vivienda tiene que ser certificado a través de un notario, es un gasto importante dentro de la compra de una vivienda. Inscripción registral de la hipoteca, esta tiene que estar inscrita  en el registro de la propiedad. Impuestos de actos jurídicos documentados, este impuesto corresponde a la suma total de los capitales garantizados por el inmueble hipotecado. IVA o impuesto de Transmisiones Patrimoniales, si es nuestra compra el iva va a cargo del comprador y la cuantía de este estará determinada por el tipo de inmueble de la compra, si el inmueble ha pertenecido anteriormente a otro propietario tendremos que hacer frente al impuesto de transmisiones patrimoniales.

Gastos de inscripción del inmueble, esta gasto proviene de la inscripción de la vivienda en el registro de la propiedad. Compra con hipoteca, engloba los gastos financieros de tasación de la finca y la comisión de apertura de la hipoteca. Escritura de hipoteca, al comprar una vivienda hay que realizar dos escrituras distintas, la escritura de de compraventa y la escritura de hipoteca donde queda reflejado la compra por nuestra parte con la entidad financiera.

Este es el momento, calcula tu hipoteca

La adquisición de una vivienda va generalmente unida a su financiación. La inmensa mayoría de la población debe de solicitar una hipoteca para poder hacerse cargo de la financiación de dicha vivienda o inmueble. A continuación voy a hacer un breve resumen de la clases de hipotecas que puedes encontrar, esta clasificación es en líneas generales y pueden diferir dependiendo del banco en se solicite dicha  hipoteca.

hipoteca

Según la naturaleza de la hipoteca se pueden  distinguir entre hipotecas por subrogación de préstamo promotor; el promotor que  nos vende la vivienda tiene una acuerdo con un una entidad bancaria, la cual es la que nos concede la hipoteca, en este caso no se puede elegir la entidad bancaria sino que es impuesta,  si no estamos de acuerdo con las condiciones impuestas por la promotora siempre podemos cambiar de entidad bancaria por medio de la subrogación de la parte deudora; esto es a grandes rasgos cambiar de entidad nuestra hipoteca, generalmente las entidades bancarias con las que hacemos el cambio nos ofrecen la opción de hacerse cargo de los gastos de penalización por cancelación de nuestra anterior hipoteca.

Si ya tenemos una hipoteca y queremos pedir otro préstamo, podemos reunir los pagos de dichos prestamos en una única cuota, a esto se le denomina unificación de deudas. Hipotecas inversas; este es un producto financiero ofrecido a personas de la tercera edad, esta persona vende su casa al banco por una cantidad que percibirá todos los meses hasta la hora de su muerte, haciéndose el banco titular del inmueble una vez que haya fallecido la persona que solicitó dicha hipoteca.

Hipotecas en dividas y multidivisas; es un tipo de préstamo hecho con una divisa distinta al euro, el tipo de interés varia según la variación en el país de la divisa en la que hemos solicitado nuestro préstamo, es un tipo de hipoteca muy arriesgado debido a las fluctuaciones existentes en los diversos mercado por lo que no es muy recomendable a la hora de obtener financiación.

Pon solución a los imprevistos con créditos rápidos por internet.

 

En la vida tenemos muchos imprevistos que no habíamos pensado en ellos con anterioridad y que nos hacen la vida mucho más complicada ya que tenemos que coger dinero de lo que teníamos ahorrado para otros asuntos o simplemente porque no tenemos ese dinero a mano en ese momento.
Estos inconvenientes pueden ser desde pequeños gastos médicos que han surgido debido a una enfermedad, o quizás porque te has olvidado de pagar el seguro del coche ese mes y necesitas pagarlo para poder conducir y llevar tu vida diaria como siempre lo has hecho. También puede ser para comprar algún regalo de última hora, o cualquier tipo de urgencia. En estos casos, lo general siempre es ir a tu banco, pero estos te ponen muchas pegas a la hora de aceptar un préstamo, teniendo que entregar muchos papeles tanto de tu nomina como de tu vivienda y otros tantos, y una vez que has reunido todos esos papeles tienes que esperar a que te den la respuesta si te aceptan el crédito y finalmente otro tiempo para que te lo ingresen. Si realmente lo que buscas es crédito rápido, la mejor opción es buscar por internet en las diferentes compañías que trabajan con este tipo de préstamos , como poor ejemplo creditosrapidosyfaciles.com  , que han solucionado a más de una persona esos imprevistos de última hora.
Lo mejor de estos créditos es la rapidez con la que se te conceden, es decir en un periodo de 24 horas te aceptan o no la solicitud de tu dinero y rápidamente te lo ingresan en tu cuenta bancaria, no necesitarás mover papeles ni mucho menos. Además, puedes optar a pagar todo el dinero prestado en diferentes cuotas que tú vas fijando en la web, o si te es más cómodo pagarlo todo de una vez. Otra de las ventajas es que sabes desde primer momento cuánto dinero tendrás que devolver y en tan solo unos clics por lo que es una opción muy rápida para pagar cualquier deuda y todo desde casa.

 

 

Las mejores compañías de mini préstamos

dinero-rapido[1]

Hoy en día podemos encontrar por la televisión, periódicos y publicidad en internet infinidad de compañías que nos ofrecen préstamos en el acto, pero son tal la cantidad que no sabemos si son realmente fiables o si nos conviene mejor una u otra. Buscar las mejores compañías e ir comparándolas todas, una por una es algo muy tedioso ya que tienes que estar buscando por muchas páginas webs y apuntando aparte los beneficios de una y de otras.
A la hora de comparar compañías de préstamos tienes que tener en cuenta muchas características, empezando desde el máximo de dinero que son capaces de darte en ese préstamo, puesto que muchos no llegan a los 300 euros, y otros superan los 1000 euros. También estará condicionado con el tiempo que serás capaz de reunir de nuevo el dinero para abonar el pago del dinero que te han prestado sino también los intereses. Además de esto también puedes contabilizar aquellas compañías que te dan la mayor seguridad de todo el mercado, como además la rapidez. Existen compañías en los que obtienes tu dinero urgente en tan solo unos pocos minutos después de haber aceptado tu solicitud, por lo que si necesitas pagar en ese mismo día algún imprevisto como por ejemplo arreglar tu vehículo después de un choque que no cubre el seguro o factura atrasada serán ideales para no tener problemas en tu banco.
Al buscar en el comparador tienes que tener presente todas estas características y buscar cual es el mejor para tus gastos, ya que si precisas de poco dinero, quizás te convenga saber que muchos de ellos no te cobrarán nada de interés si lo devuelves en un plazo no superior de 7 días o que el primer préstamo que pidas será completamente gratuito y no tendrás que pagar ningún tipo de interés, ahora eso sí, los periodos de devolución de dinero suelen ajustarse mucho más, teniendo que devolver el dinero en la mayor brevedad posible.

Consejos para tu hipoteca

A la hora de adquirir tu vivienda y a la vez pedir tu hipoteca en tu banco, tienes que mirar ciertos acuerdos y condiciones que te ayudarán a llevar de una manera más liviana el pago de la misma y de esta manera poder tener una vida sin muchos sobresaltos.

Tienes que tener en cuenta que a día de hoy las cláusulas de suelo están completamente prohibidas, por lo que si tu banco te ofrece o te incluye en las condiciones de tu hipoteca este apartado, deberás de comentárselo o preferiblemente buscar otro en el cual te venga bien indicado que no tiene este tipo de clausula.

Como sabrás a la hora de tomar tu hipoteca puedes optar o por ponerla a interés fijo, o por el contrario a interés variable. Todo varía según tus ingresos económicos, ya que a la hora de pagar por medio del interés fijo, deberás pagar una cuantía mayor, siendo además un periodo mucho más corto para pagar completamente tu deuda. Por el contrario el interés variable, va cambiando según se encuentre en bolsa, esto hará que en ciertos meses del año, el precio de la vivienda baje, por lo que tendrás que pagar mucho menos, pero tienes el riesgo que el precio suba, por lo que tendrás que pagar obligatoriamente mucho más. Al tener esta característica con los precios, el tiempo de pago de la deuda suele variar también, siendo normalmente más largo que aquellos de intereses fijos.

Busca bancos que te oferten hipotecas que no tengan comisiones, antiguamente los bancos tenían comisiones que tenías que pagar con el tiempo, y que iba incluido dentro del precio total a pagar, pero a día de hoy y gracias a la gran competencia entre los diferentes bancos puedes encontrar hipotecas sin comisiones.

Finalmente busca aquellas hipotecas que no tengas que pagar más de dos o tres seguros de vivienda obligatorios, algo que en ocasiones suele encarecer mucho el precio de esta, y que quizás, no necesites, ni utilices nunca.

Cómo pedir un crédito rápido

creditos[1]

En esta época del año es normal que los gastos se disparen muchísimo en comparación con otras fechas. Si estamos en esta situación y nos vemos obligados a conseguir una pequeña cantidad de dinero para llegar a fin de mes, nos vemos ante la necesidad de pedir un crédito, una de las opciones de las que disponemos, es la de pedir un préstamo a través de empresas financieras por internet. Es una forma rápida de solicitar nuestro préstamo o crédito, sencilla y cómoda ya que lo podemos gestionar desde nuestra casa a través de internet, lo que nos ahorrara tiempo y papeleo. En esta modalidad financiera hay un límite de dinero que podemos solicitar y un tiempo determinado para poder reembolsarlo con sus correspondientes intereses. No hace falta indicar para que necesitamos solicitar dicho préstamo, a nadie le interesa salvo a nosotros en que queremos gastar ese dinero ni tampoco necesitamos aval ni nomina, hecho que nos beneficia porque es lo primero que nos solicitan en cualquier entidad bancaria a la que le pidamos un préstamo, así que nos encontramos con una forma fácil de obtener un crédito.
Quizás los intereses sean un poco elevados pero vale la pena si lo comparamos solicitándolo a través del banco con el que solemos operar. Para saber escoger de entre tantas empresas financieras, cual nos interesa más, solo hace falta navegar por internet y acceder a los buscadores de préstamos que hay.
En estas páginas nos informan de las empresas financieras existentes, el limite de dinero por el que podemos solicitar nuestro crédito, el tiempo para reembolsarlo y el tipo de interés que debemos de abonar para quedar saldada nuestra deuda. También nos indican cual de estas empresas son las más fiables y cual es la que más se adecua a nuestras necesidades según la cantidad de dinero que necesitemos. Así que si os queréis ahorrar papeleo, tiempo ya que en apenas cinco minutos sabremos si la empresa financiera nos lo concede e intimidad a la hora de pedir vuestro prestamos, no dudéis en solicitarlo a través de esta forma.