Pedir una hipoteca hoy

La crisis ha hecho que el número de hipotecas descienda de forma drástica. Por un lado, nadie tiene dinero para poder pagar una hipoteca, y por otro los bancos no las dan, y si lo hacen ponen unas condiciones tan malas, que no merece la pena.

 

Si vas a pedir una hipoteca, tienes que saber que los tiempos en los que los bancos se conformaban con la vivienda que ibas a comprar como garantía ya pasaron. Ahora no te van a dar la hipoteca a nos ser que tengas avalistas o algún bien con el que avalar.

 

Esto te lo digo por experiencia, ya que un amigo estuvo preguntando para comprar una segunda vivienda con su pareja. Entre los dos ingresaban algo más de 1.500€ y la hipoteca no pasaba de 80.000€. Para dársela le pedían un piso que mi amigo tiene en propiedad.

 

Además, los diferenciales son de escándalo. Si hace años la norma era conseguir diferenciales que bajaban del 1%, ahora lo normal es que todos pasen del 2%. Por si el diferencial fuese poco, para poder tenerlo tenemos que contratar un montón de productos del banco.

 

Esto hace que aunque el diferencial sea “bajo”, al final estemos pagando casi lo mismo que si el diferencial fuese alto, ya que hay que hacer frente a los recibos de los seguros, a las aportaciones del plan de pensiones o a los gastos con la tarjeta.

 

Si por cualquier causa, no podemos asumir alguno de estos gastos, el diferencial sube y la cuota de la hipoteca también, con lo cual podemos vernos inmersos en una espiral que termine con el impago de varios recibos.

 

¿Firmaría una hipoteca hoy? No, a no ser que tuviese unos ingresos altos y muy seguros, o que la casa que compre esté a un precio tan bajo que en caso de problemas pudiese venderla de inmediato y liquidar la hipoteca.