¿Por qué utilizar un comparador de hipotecas?

Las condiciones de las hipotecas han cambiado mucho y el estallido de la burbuja inmobiliaria hasta la situación actual caracterizada por la dificultad de concesión de crédito.

Los bancos están saturados de excedente de viviendas y la concesión de préstamos hipotecarios está en su mayor parte restringida a los pisos de la banca.

Por eso, actualmente podemos decir que las hipotecas de hoy en día tienen una serie de peculiaridades:

  • A pesar de la bajada de los tipos oficiales aplicada por el Banco Central Europeo (BCE) el pasado mes de octubre, esta rebaja en el esfuerzo económico por contratar hipotecas no se ha trasladado a las hipotecas. El tipo de interés medio de una hipoteca ronda en torno al 1,84%.
  • Asimismo, llama la atención el aumento del número de seguros por protección de pagos y la exigencia de contratar más tipos de seguros (de desempleo, de vida, etc.) que el obligatorio (el de incendios o en su defecto el de hogar).
  • El incremento de los tipos de comisiones en los préstamos hipotecarios para, de alguna manera, obtener más beneficios por una posible ‘fuga’ de clientes o fortalecer la permanencia de sus hipotecados.
  • Pese a las numerosas sentencias judiciales que condenan los ‘suelos’ hipotecarios y otras cláusulas consideradas abusivas, como los ‘swaps’ o permutas financieras, todavía seguimos encontrando en muchas ofertas hipotecarias límites en los tipos de interés mínimos.
  • La aparición de otros productos vinculados u obligatorios de contratar como gasto mensual obligatorio de tarjetas o un plan de pensiones.
    Aunque el euríbor ha bajado, los préstamos hipotecarios se han encarecido. Las entidades financieras empeoran las condiciones de las hipotecas, u esto, unido a la restricción del crédito, pone las cosas difíciles a quienes quieren comprarse una casa.

    La complicada situación de las entidades financieras también tiene su repercusión en los consumidores. Su necesidad de captar recursos está suponiendo un intenso empeoramiento de las condiciones de los préstamos hipotecarios, lo que unido a la restricción del crédito, no es una buena noticia para los que estén pensando en comprar una vivienda.

    El euríbor baja, pero sube el diferencial.

Analizando este panorama hipotecario, nuestra recomendación es contratar una hipoteca referenciada al Euríbor, pues consideramos que el tipo de interés más económico que el resto de existentes y que el futuro Insterest Rate Swap. Asimismo, es mejor contratar la hipoteca sin comisión de subrogación, por si en alguna ocasión, de aquí a dos o cuatro años mejora el panorama crediticio y podemos conseguir mejores condiciones. Evita los suelos y este tipo de cláusulas y si encuentras, contrata una hipoteca con un tipo variable durante todo el periodo de vida del préstamo.

Para encontrar la mejor elección, es necesario informarse de las diferentes ofertas en el mercado para contratar la más conveniente. Para ello, puedes utilizar un comparador o simulador de hipotecas.

Los comparadores de hipotecas son una herramienta muy interesante para todos aquellos que buscan comprar “casa propia” y estan pensando en contratar un préstamo hipotecario. Si no se tienen claro cuál es la mejor alternativa, usando un comparador de hipotecas online puede que se encuentre la mejor hipoteca según las necesidades de cada uno.

Las ventajas al hacer la búsqueda de hipotecas mediante um comparador online son variadas:

  1. Ayuda al usuario a tomar decisiones sin importar el momento o el lugar y a la vez le da la posibilidad de elección entre las diferentes alternativas.
  2. Se “agranda” la letra pequeña de los créditos hipotecarios u se aporta transparencia al mercado y seguridad al usuario a la hora de decantarse por un producto u otro.
  3. Para las entidades financieras es probablemente el mejor escaparate online que existe para dar a conocer sus mejores productos, ya que se aparece en un medio independiente que ofrece confianza al usuario.

Sin duda, Internet ha variado la forma en que la gente contrata productos financieros, ya que la información viaja de forma multilateral, desde los propios usuarios al banco y viceversa.

Antes de los comparadores, la forma de contratar una hipoteca era comparar las alternativas que tenía una persona que buscaba financiación preguntando entidad por entidad las distintas ofertas sobre sus hipotecas. Luego tenía que decidir con la poca o mucha información, generalmente desordenada, que había logrado recopilar.

Usar un comparador de hipotecas ha de ser algo sencillo que cualquier persona sin conocimientos específicos pueda usar; sólo es necesario introducir algunos datos fundamentales para realizar la búsqueda, indicando:

  1. La finalidad para la cual solicitamos el dinero, sea la compra de una primera vivienda vivienda o cambiar la hipoteca, por ejemplo.
  2. El tipo de interés que deseamos, fijo o variable.
  3. El valor del inmueble, para lo cuál nos serviremos de una tasación o una aproximación (en caso de no tener información adicional, el mejor valor a tener en cuenta es el precio de compra-venta).
  4. El importe del préstamo hipotecario que necesitamos.
  5. El plazo de la hipoteca que deseamos; a más plazo menos cuota mensual, pero más intereses se acaban pagando al final.

En mercados online “maduros” el 54% de las personas que busca información acude a comparadores para informarse y contratar cualquier producto. El mercado, está creciendo y crecerá mucho en los próximos años en España.

Actualmente el mercado hipotecario sufre severas caídas, el usuario interesado en financiación hipotecaria, en general, mira pero no compra. Contratar una hipoteca es algo muy complicado y sólo los clientes muy solventes pueden acceder a las mejores ofertas de las entidades, que además son bastante más caras que hace unos años.

Sin embargo se prevé que la contratación de hipotecas online experimentará un crecimiento muy importante cuando el mercado del crédito empiece a funcionar de forma normal; ahora mismo estamos en una situación que no está equilibrada y tendrá que cambiar.

Estamos a las puertas de una revolución en la contratación e hipotecas; el poder de las sucursales y su aparente asesoramiento deja paso a herramientas independientes que permiten informarse, compartir experiencias entre clientes y comparar. Cuando uno diga que le han concedido la mejor hipoteca, podremos al fin contrastarlo.