¿Qué es la cláusula suelo?

Las cuotas de las hipotecas que se firman con interés variables están sujetas al Euribor, un índice bancario Europeo que marca los que cuesta el dinero. El Euribor, más el diferencial que nos pone el banco es lo que determina lo que pagamos a final de mes o cada tres meses, dependiendo de cómo hayamos acordado los pagos con el banco.

El Euribor va fluctuando, y ahora mismo está bajo mínimos, por lo que si en su día se pactó un diferencial bajo, algo común hace 7 años, en tiempos de la burbuja, el precio de la hipoteca baja mucho.

Ya sabemos que los bancos nunca pierden, de manera que se inventaron una cláusula que se llama cláusula suelo, de manera que al firmar la hipoteca, y muchas veces sin que nadie nos lo dijese, estábamos firmando que nuestra hipoteca nunca bajaría por debajo de un interés que el banco ponía en la escritura.

Dicho de otro modo, en mi caso el banco me coló una cláusula suelo, por lo que si el Euribor es del 0,5% y mi diferencial del 1%, en lugar de pagar mi hipoteca al 1,5% la pago al 3,5% que es la cláusula suelo que me pusieron a mí.

Esto significa una diferencia abismal entre lo que pago y entre lo que debería de pagar. Ya sabéis que la subida del 0,1% en la hipoteca supone pagar mucho más todos los meses, así imaginaros lo que es pagar un 2% más o un 1,5% más todos los meses.

Si tu hipoteca tiene cláusula suelo lo mejor que puedes hacer es ir a hablar con el director de tu banco, y si no te la quita ir a los tribunales. Ya son muchos los jueces que han anulado estas cláusulas por ser abusivas, aunque te puedes ir olvidando del dinero que te han cobrado de forma indebida durante años.